Stalkermode

20 feb. 2017

Cuando te echo de menos escribo tu nombre en Google. 
La dependencia se codea con dígitos binarios. 
Probablemente - y esto te encantará - te esté haciendo la mejor campaña de marketing: Tu posicionamiento seo aumenta a la vez que mi desdicha.

.
.
.

Me siento ridícula en versión 3.0.
La vulnerabilidad es radical cuando te observo tras la pantalla.

Shackleton

15 feb. 2017

“El hielo raramente suelta a los exploradores que captura.” 
Jacinto Antón, El País, 21/10/2014


Photographs of Sir Ernest Shackleton’s trans-Antarctic expedition in the 'Endurance’
 By 
Frank Hurleyca. 1914-1917  


Leyendo a Koft me viene a la cabeza que “la conclusión es ir siempre más al norte”. Pienso en ello mientras busco el punto exacto de tu vórtice polar, en una expedición en la que me acompañan todas las torpezas dignas de ser olvidadas y un par de aludes.

A 93,2 grados centígrados bajo cero, temo que, como en todo intento de búsqueda geográfica por la cartografía antártica, la conquista sea, en esencia, o el declive o la derrota.

Nota I: La edad heroica no será esta.
Nota II: Demasiado hielo para un signo de fuego.

Cervus

7 dic. 2016

"...buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno,
no es infierno, y hacer que dure, y dejarle espacio."
#ItaloCalvino



Cómo no quererte pana,
si cada vez que abres las piernas me convierto en la perra de Pávlov,
si tu nombre aparece en Las Ciudades Invisibles,
si me sonríes y provocas fenómenos de la naturaleza.


Si me miras de reojo y tiemblan
hasta los majestuosos ciervos del Gran Cañón.



Abisal

1 nov. 2016


Clicka aquí, deja que suene. 


(Me/Te/Le) he llorado tanto que he mutado a fauna abisal.

Bajo el océano mis quiebres son corrientes marinas.

Vaticinios

29 ago. 2016


Ella me dijo: “Y entonces aprendí a vivir como si tú ya hubieras muerto”- pero yo vivía.
#LaiaLópezManrique


La próxima alineación planetaria será en el 2040. Mientras esto sucede, hay gatos soñando con ser asfixiados por serpientes, encandilando a las diosas, ofreciéndose como sacrificio consciente a Manasá y a Coatlalopeuh. Oigo sus cráneos romperse contra el suelo como en La flaqueza, explorando lobotomías precarias después de un único y torpe desliz proustiano. Siempre al borde de la convulsión auto-inducida, siempre a punto de la afasia por precaución.

Pero pasará. 

Pasarán las decepciones. Seremos más sabias, más viejas, más animales, aprenderemos a relamernos la rabia con cuidado. Dolerá, es probable, y parecerá que sólo sus ojos te hayan buscado. Pero entonces te sonreiré, con la fuerza que dan 7 vidas consumiéndose de un vuelco - es decir, con toda la tristeza que me habita - y extenderé la mirada hasta donde alcanzan los árboles.

Adela

16 abr. 2016

Fuente: alligatorsgettingup.tumblr.com


Maldita cabezota, tienes la furia del viento incluso cuando padeces de luna menguante y te empequeñeces a velocidad luz cada vez que mis ojos te miran – no te vayas nunca – que 7+8 son 15, no 78.

Dime, ¿cómo me acostumbro a tus manos torpes? ¿A tu quejío a regañadientes? ¿A éste no reconocerme en mi nombre? Tú y yo que nos celebrábamos juntas por aquello del fuego en abril y pataletas. En serio, ¿quién sabe? De dónde me invento la entereza, en qué lugar aparece, en qué momento. ¿Cuánto más tienes que desaparecer en la silla para nombrarte en abundancia de silencio y huesos y no abuela? Cómo te explico todo esto si me acerco y te asustas por que quién será esa chica y qué pelo más largo tiene.

Cerbero

28 dic. 2015

I only wanna be a relief
#Sufjan Stevens

Ni aullidos, ni siseos, 
buscar la manera más lúcida de acabar con este híbrido de plan certero Can Cerbero, este zoológico siamés que tengo dentro del pecho, este boicotearse a cuentagotas para que el dolor, amanse y miento; este lameros los colmillos a base de salir herida y tragar veneno.

Tengo vuestra indiferencia martilleándome en mi veltesta
(y la piel arrancada a tiras) 
Tengo vuestra indiferencia martilleándome en mi tretesta
(y la entraña hecha a medida) 
Tengo vuesta indiferencia martilleándome en mi drittesta
(y la tristeza en formato gemido) 

Por favor, sed buenas, arrancádme las cabezas. Prometo no devenir Hidra de Lerna. Ser un animal obediente, de dolores erráticos y domésticos, morirme sólo cuando alguien lo pida, como las vulgaridades ínfimas, a destiempo.