21 oct. 2015

Cometecho


En cualquier caso, no esta de más revisar la dosis y la calidad de mis estimulantes, 
 porque me estoy quedando sin respuestas para tantas preguntas siniestras. 

#RayLoriga 


Laboratorio de soledad(es) a destiempo. La piel está a concurso cada vez que asumo que soy nómada por (pro)vocación, que me alimento de cuerpos extraños que performan tristeza y asco y tiemblan despacio, como yo. 

Colección de cicatrices post-lobotomía tras pensarte como si fueras un niño muerto. Como si fueras una niña terminal. No puedo dejar de acariciarte como si se me fuera la vida en ello. Y se me va: Te miro dormir y ya sé que he perdido todas las guerras que aún no he empezado. No existo.

Me reconozco en el chaval repelente de Dans la maison, como en la película me cuelo en tu vida sólo pa' pedirte acción (siempre de la forma más cobarde), te digo: "Sácame la metralla, por favor. Timar a Loriga nos saldrá caro (¿lo próximo será arrancarme el corazón?)". Y pienso, quizá venirse es otra conjugación de vengarse.

No hay comentarios:

Panicotidiano © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.