Génesis

15 mar. 2017

La asfixia / El bloqueo / La rabia, confabulándose como génesis histriónicas del pensamiento. Y entonces, nombrarse; ser en mi misma un régimen de aislamiento y un "espejo incendiándose". Ser abanico de posibilidades colonizadas por la tristeza y el espanto, ser un absurdo tonel de arrogancia sintiéndose responsable tanto del declive como del delirio, vaticinando el quiebre y el naufragio epistolar. "Porque nada sé de ti, para dejarme matar he de dejar de mirarte", que diría Enrique Falcón. Renunciando a cualquier vestigio de fe cuando la luna está en Marte y elegir el desastre, por que suena a mi lengua recorriéndote. Cada miedo enquistado recoge lo que siembra y lo que siembro: llantos que son mares y un máster inconsciente en ventriloquía.

0 comentaris: