Norte

18 jun. 2011


No sé muy bien qué hacer con tanto aullido, desde que éste mar no es el mío y a la farera no le importa si pierdo el norte y los desvaríos. Si me atranco en un puerto de dudas y los mensajes embotellados no quieren despegarse de mi lado. Si me mareo con sólo pensar en navegar. Si no me convencen las sirenas.

0 comentaris: