Hipoteca

2 feb. 2011


La GRAN caída y las infinitas inseguridades.
El sentirse liliputiense frente a alguien que no tiene nombre, ni forma, que me dá tantos dolores de cabeza - incluso más - que a ti.
Llueven fantasmas.
Putas todas, dices. Puta tú, que me has dejado así, a medias.
Sorteando abismos con la pasión de un funambulista.
Ramón tenía razón, "te tengo contenta con mis reservas".

0 comentaris: