Melodrama

16 jul. 2013

El amor sincero da, siendo generosos, para tres meses y cuatro días. Después querré, salpicándote de prisas, olvidarme de los recovecos, las canciones, la poesía. Maldiciendo en un absurdo y teatrero melodrama que me has rajado como quién no quiere la cosa, la vida. Que los cuentacuentos disfrazados de poetas se alimentan de desdichas. Que los cuentacuentos, cansados de la bienintencionada hipocresía, sólo pueden sacrificar sus musas.

0 comentaris: