21 abr. 2012

Asís

Siempre me arrepentiré de no haberme follado a Clara o de haberme enamorado de ella demasiado tarde. No entender los escalofríos hasta que me despejó la duda con un portazo. Tiza blanca fue el arma del crimen, me dejó escrito el discurso del fin en la pared. Sólo pude excusarme en mi torpeza. Ella ya sabía que el cuento me traicionaría y se agarró a cualquiera de los finales que no le brindasen un "para siempre", pero sí un "hasta luego", un "ya nos veremos", un "puede que aún no sea el día, ni la noche en la que te encuentre, pero vamos, ojalá nos volvamos a cruzar a la deriva y te presentes, como una chica tímida, detrás de esa sonrisa descafeinada y me digas, vente al 64, venden ron barato y ya se ha puesto el sol". Y yo me crea un dandy de barrio, mirándole el culo desde el otro lado del andén, como un buen vacilón, escondiendo por los recovecos de la chaqueta, que soy una idiota colgada de sus rizos anaranjados.

12 abr. 2012

Dilucidar

Montañas de cosas inútiles que consiguen hacerme feliz, poesía rojo-burdel para principiantes imberbes. Me han abierto en canal y me han plantado un árbol dentro, ahora tengo enanos con nombres extraños jugando al risk bajo mi piel. Naturaleza muerta obstruyendo mis venas de caucho y color ocre. Soy un monstruo (in)fiel. Huele a avena en el desierto de tu espalda, tropiezo entre peca y peca, siempre buscando constelaciones nuevas. Estrellas fugaces que señalan el camino hacia tu ombligo, dulce espejismo, persigo odiseas con cada neurosis. Ni dios ni amo, pero sí todos los recuerdos anclados, ahogándome en la nostalgia y escuece. Gris Hiroshima en la ciudad, normal que se nos mueran las flores. Y las ganas. Y los sueños. Comprarme un perro sarnoso para alimentar a su séquito de novias. Malcriar a los cachorros y plantear la Revolución sin granja. Pero con las mismas ganas que tiene un loco a medianoche. Reinventarse sin dilucidar, como un experimento fallido. Sin pausa ni prisa. Y falto de aliento, morir tranquilo.

7 abr. 2012

Faustocéntrico


Tengo a Fausto mordiéndome las entrañas, cavilando por mis recovecos, tentándole al tragaperras que hay entre mis piernas, rondándome el abismo. Puta rutina maltrecha. Ilusiones como palos de ciego, y más ciego que la noche de abril en la que nos perdimos. Tengo frío, le digo. Abrígame la piel, arrímate a cada centímetro vendido, entre el temor y las ganas de carne, sudor soez. No me sentiré culpable por atragantarme de vicio, volverse kilométrico y saltar del precipicio con don prepucio lascivo. Te sentará bien tanto vértigo transformado en ruido. Beso en la nuez. Volveremos a reinventarnos despacito, todo sencillo, mejor que ayer, alter ego(céntrico) renacer y despecho a flor de piel-miel, vamos a darnos demo-caña de nuevo, olvida la pose.

3 abr. 2012

Whisky

Me colgué de aquella tipa con acento raro sólo porque me recordaba a ti. Tenía la sonrisa de creérselo un rato largo, estrenaba moda new spring y me caló rápido. Nos aburrimos tan pronto como cruzamos un par de besos y entre tanto exceso me eché a reír. Le conté: Si tuviera más ovarios, me marcaría un par de Poetry Slam, para explicarte que me gusta que hayas aparecido así, de casualidad, como todas las cosas buenas. Haciéndome perder la cabeza por pereza, sacudiéndome abril. A ver qué cuento me invento para qué no duelas y puedas marcharte así, a trompicones, a base de inyecciones, Dolores, de vinagre y whisky on the beach.
Panicotidiano © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.